Red por los
Derechos de la Infancia
en México
Siguenos en: Ir a Facebook Ir a Twitter Ir a You Tube

La sociología de la infancia busca por un lado, mirar de forma más respetuosa a la infancia desde la perspectiva adulta y por otro, la consideración de la infancia como una estructura social en sí misma en un intento por conocer el punto de vista propio de niñas y niños, desde su construcción social, económica, histórica, política y cultural.

Luego de un largo proceso de reconocimiento de derechos y de la necesidad de mejorar la situación de la infancia, el 20 de noviembre de 1989 en las Naciones Unidas con sede en Nueva York se reunieron los países del mundo y aprobaron la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), la cual deja atrás la idea de la niñas y niños como "objetos de protección" y les considera como sujetos de derechos

Existen dos paradigmas fundamentales respecto a los Derechos de la Infancia: la doctrina de la situación irregular, la cual jurídicamente es el reflejo de una serie de representaciones de cómo se trata a niñas y niños actualmente y que contrasta con la doctrina de protección integral que se desprende de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN). Esta doctrina plantea un cambio de paradigma en la visión de lo que son niñas y niños y que conlleva cambiar las representaciones sociales y hacer este cambio transversal en todas las actividades.

En general, estos paradigmas pueden ubicarse en dos grandes categorías: El primero se refiere a la infancia como el que no sé es y como propiedad privada. A este grupo pertenecen aquellos paradigmas que, incluso reconociendo derechos, perpetúan el sometimiento a la persona adulta y mediatizan su participación. El segundo se refiere a la infancia como lo que ya son y como espacio público. A este grupo pertenecen los paradigmas en donde la participación es vista como derecho social y político, pero sobre todo el paradigma que enfatiza la importancia de la participación protagónica de la infancia.

Lograr un cambio de paradigma en la forma de ver a la infancia es un desafío para todas y todos: El reto tiene que ver con la forma en la que reconocemos a niñas y niños como ciudadanos y como sujetos de derechos. Darles también un trato desde la equidad resulta difícil, dadas las representaciones sociales, que tienden a considerar a niños y niñas como inferiores, en la lógica argumentativa de que están en desarrollo, en este sentido, hablar del derecho de niñas y niños es algo completamente nuevo y difícil de institucionalizar.

Ejemplo de lo anterior, es la necesidad de que en vez de centrar la discusión sobre la situación de dependencia y tutela en la que viven nuestros niños, adolescentes y jóvenes hay que discutir más sobre cuestiones de competencias, sentimientos de pertenencia e implicación en la comunidad, participación, etc. De esta forma, el foco del debate se desplaza hacia la adquisición de estos recursos y hacia las motivaciones necesarias para actuar en la esfera pública.

La Convención sobre los Derechos del Niño brinda un dar un marco a esta nueva visión a partir de la cual la infancia pierde el carácter de subordinación ante las y los adultos y permite superar el carácter asistencial y de corto alcance que ha predominado en la atención a la infancia a lo largo de los años.

Nuestas Campañas

Campaña 10 por la Infancia Logotipo de la campaña Infancia sin violencia Las niñas Ley de altura

Datos de Contacto:

Red por los Derechos de la Infancia en México
Av. México Coyoacán No. 350 Col. General Anaya
C.P. 03340 México, D.F.
Tels. 56 04 24 66, 56 04 32 39, 56 04 24 58
buzon@derechosinfancia.org.mx
  • Valido XHTML 1.0 Transitional

  • ¡CSS versión 3 Válido!